domingo, 17 de enero de 2010

Lo que te encuentras por el mundo


Nunca pensé llegar a las playas de Guayaquil y encontrarme un euskal hotel con ikuriña incluida.

¡El mundo es un pañuelo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada