martes, 4 de mayo de 2010

Verde que te quiero verde


Acaban las lluvias y todo está verdísimo. Es increible. Está lleno de iguanas y toda clase de inofensivos animalitos que hacen creer que uno está en la selva. La playa genial, lo único que hay que protegerse del sol porque a los 5 minutos ya estás quemado.
Es una tierra hermosa y curiosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada